Nuestra guerra con Portugal (VIII continuación) - galiciasuroeste

Title
Vaya al Contenido

Nuestra guerra con Portugal (VIII continuación)

ARQUIVO
“Luego que llegó a mí noticia que el rebelde quería pasar con ejército a este reino repetidas veces he pedido lo que era necesario para la plaza, así municiones como gente, instrumentos de fuego y otras cosas necesarias para que, si el enemigo la sitiase, como se verá en las cartas que he escrito al Señor Don Baltasar, Gobernador de las Armas de este ejército y al Señor Marqués de Penalba, general de la Caballería con quien me han mandado me correspondiese, y al señor general de la Artillería se envió relación de las municiones que había, de que resultó remitir aquella plaza un poco de pólvora y balas, de suerte que cuando el enemigo puso el sitio que fue en once de noviembre me hallaba con unos ciento cuarenta quintales de pólvora y pequeña cantidad de balas.”
               “Luego que el enemigo nos sitió el día referido se empezó a pelear con el por todas partes por la mucha cercanía en que se hallaba la plaza, con lo que domingo por la mañana que se contaron 15 de Noviembre, me hallé con 100 quintales de pólvora y menos balas, y juntando los oficiales que había en la plaza se resolvió que la artillería disparase poco solo lo que bastase a encubrir la falta que teníamos y las armas de fuego obrasen solo a tiro hecho encargando a todos con grande encarecimiento se portasen en esto con cuidado, de suerte que no faltando a lo preciso ahorrásemos las municiones lo posible como se ejecutó, si bien no se pudo excusar el gastar mucha por tener tan pegado al enemigo y no cesar en el trabajo de sus ataques y trincheras de día y de noche y habiendo aun menos balas que pólvora encargué a algunas personas hiciesen buscar las balas que caían del enemigo en la estrada encubierta y en la plaza y se les pagaba la docena a cuatro cuartos y a D. Lorenzo Tomás di orden que en un molde que se había hallado en manos de un soldado, de balas de pistola, hiciese que de unas balas que había de artillería de plomo se fundiesen balas, y se ejecutó.”
Regreso al contenido