Crómlech del Tecla - galiciasuroeste

Title
Vaya al Contenido

Crómlech del Tecla

PUBLICADAS
La verdad -Si es posible- O la leyenda de los Crómlech del Tecla
por Miguel Reboredo Otero

Decidí indagar sobre este tema a raíz de la presentación de la tercera parte del libro de la sociedad Pro-Monte que presentó Don Joaquín Miguel Villa Álvarez. Un buen escrito que nos acerca a la más reciente historia de A Guardia y de Sta. Tecla. En esta obra se aportan muchos datos que me ayudaron a redactar este texto del que estoy muy agradecido.
He de decir que siempre creí –hoy tengo muchas dudas- que en el Monte no existían esas estructuras megalíticas, y por tanto rechazaba cualquier referencia a las mismas. Hoy mucha gente lo sigue pensando siendo atribuido a leyendas urbanas y por tanto negar una posible existencia.
También he de aclarar que esto es un artículo informativo, y por lo mismo sólo se busca aportar ciertos conceptos para que los leyentes saquen su propia conclusión tras la lectura.
Antes de profundizar en el tema, me veo en la obligación de aclarar una serie de conceptos e introducir al lector en ciertos conocimientos, y así, facilitar la compresión de este escrito.
Que son los Crómlech:
Son monumentos megalíticos -4.000 años a.C- que se realizaron en el neolítico. Suelen ser círculos formados por menhires o hitos –piedras de cierto porte en posición vertical- en los que se suelen realizar reuniones, ritos funerarios, o ser simplemente un observatorio. Pero, para ser más realistas debemos decir y matizar que su función y origen siguen siendo motivo de debate en la comunidad científica, ya que las hipótesis mantenidas sólo se pueden apoyar en datos arqueológicos y no sobre fuentes escritas. Fuentes que por cierto no hay, y por tanto carecemos de evidencias probatorias del uso.
Una vez se ha puesto en antecedentes al lector, nos sentimos en la necesidad de especificar para que nadie piense en estructuras desbordantes como el Stonehenge en Inglaterra o los Almendros en Portugal. Si existe algo…será una cosa más que discreta, y deberá ser el que lea el escrito quién tenga la última palabra.
Antes de tomar el grueso de la información hemos de hacer uso de la hemeroteca para saber las citas que hablan de dichos Crómlech, y así estructurarlas cronológicamente buscando canalizar el tema. Tema del que carecemos del soporte fotográfico que nos ayudaría a clarificar las ideas.
También he de aclarar que las gentes que escribieron sobre estos elementos, eran personas cultas, ilustradas, y como consecuencia de todo esto debemos darle la veracidad que se merecen, siempre desde un punto objetivo que intentaremos mantener.  
1º- IGNACIO CALVO Y SÁNCHEZ (1914 - Exploraciones arqueológicas):  
“…pues ya se daba como hecho cierto que en toda la extensión del monte Tecla dejaron huellas de su paso pobladores que alcanzaron las más remotas edades, apuntándose la existencia de túmulos, crómlech y Kjokkenmodingos.”  
Comentando la cita: hoy y hasta este momento, y creo que para siempre, en el Tecla no existen túmulos- en gallego mámoas-, y como consecuencia no hay dólmenes. Casi seguro que pensaron que el pequeño Castro da Forca sito al principio de subida al Tecla era un túmulo como se recoge en varias citas de escritores posteriores.
Los Kjokkenmodingos, es una expresión danesa que habla de los restos de comida que dejan los pobladores de un lugar, en resumen los conocidos “concheiros” del monte. Una gran acumulación de conchas y restos de comida que nos informan de su alimentación.
2º JULÍAN LÓPEZ GARCÍA (1927- ("La Citania de Santa Tecla o una ciudad prehistórica desenterrada. Apuntes arqueológicos”):  
“Existen en el Tecla varios monumentos megalíticos de sumo interés, y que están tan a la vista y se presentan con tal claridad, que el menos experto en achaques arqueológicos podrá con facilidad señalarlos.”   
Aquí nos vuelve a hablar del túmulo o mámoa que suponen que es la Forca. Para posteriormente comentar:  
“…los dos círculos que hay en el Tecla, y uno mucho mayor que el otro, es de suponer que se celebrarían grandes asambleas…”
3º IGNACIO IGLESIAS TRIGO (Libro de las Fiestas del Monte 1962):
"...Perduran también en el Tecla dos Crómlech, el más reducido y mejor conservado en las inmediaciones del Mirador de Areses; y uno más amplio en la explanada de CHANS"  
Aquí al menos el autor nos da una localización más fiable de donde podrían estar estas estructuras del neolítico.
4º JUÁN JOSÉ GARCÉS (1964 en ABC) :  
“La ciudad de La Guardia tiene una cosa que no existe en Briteiros y que son los 85 hitos de su Crómlech, uno de los mayores que se conocen con una extensión de 105 por 95 metros”.
Esas mediciones superan a la superficie de un campo de fútbol, y los 85 Hitos (menhires) no deberían pasar desapercibidos al ojo humano –Aquí no nombra al más pequeño de los dos crómlech del Monte.  
Podríamos citar a varias personas que volverían a escribir sobre estas estructuras megalíticas - Hugo Obermaier, Domínguez Fontela o Alberto Martín Fuentes- hablan del mismo tema y creo que con las citaciones anteriores será suficiente para realizar este texto.
Ante este aluvión de información, uno se ve en la obligación de analizar sus contenidos, y procurar no “beber” de las mismas fuentes para mantener la objetividad sobre el trabajo, y en el que sospecho que hay una fuerte influencia entre todas las citas, perdiéndose cierta imparcialidad.
Gracias al libro de Joaquín Miguel Villa Álvarez –La Sociedad Pro-Monte Santa Tecla- (3ª Parte: 1939-79) que ha salido a la luz a principios de año, hoy tenemos una investigación más que fiable al recoger Las actas de la Sociedad Pro-Monte, disfrutando así de una herramienta de trabajo más que certera.  
Así, alcanzamos situar uno de los “Crómlech” certeramente en una historia y un lugar, el otro –el más grande- requerirá de un análisis más prudente. Como bien dice Villa, Antonio Rodríguez Rolán se encontraba bajo la presidencia de la Sociedad Pro-Monte (1964-1969) cuando  en ese periodo -1968- procedió a levantar una piedra de gran porte bajo el Mirador de Areses, a partir de este hecho se empezaron a ver las cosas como fruto de una imaginación sin par: Que si estaba labrada por el hombre, que tenía una orientación precisa, que si ya no era un Crómlech; que era pieza antropomorfa y por tanto un altar Celta…Y todo eso con la explosión que aporta la prensa escrita a través del Faro de Vigo ¡¡EL COCTEL ESTÁ SERVIDO!!  
Si a lo anteriormente expuesto le añadimos las manifestaciones del presidente de la Pro-Monte en el descubrimiento de unas “tumbas Celtas”, el poner cárteles dónde se situaba “SU” altar a todo a bombo y platillo. Todo esto obligó a intervenir a la administración de la época: La dirección General de Bellas Artes.  
Este organismo se posiciona, y manda retirar los carteles, manifiesta que dicha piedra carecía de importancia histórica, y que las oquedades que tienen son típicas de las erosiones y agentes atmosféricos intervinientes.
Posteriormente prohíbe las intervenciones arqueológicas obligándole a una dimisión irrevocable.
Hoy nadie pone en duda –creo yo- que esa piedra no es más que una roca de grandes dimensiones que fue puesta de pie como reconocimiento al narcisismo humano.  
Pero, hay una supuesta estructura megalítica de grandes dimensiones, de esta hablan, pero carecemos de manifestaciones gráficas que nos den cierta veracidad, tenemos textos que explican cómo es, donde puede estar –CHANS- que es un círculo rodeado con 85 hitos… etc.  
Los que conocemos el Tecla, sabemos que la zona de Chans es enorme, contempla casi diez hectáreas con una pequeña pendiente, en ella existen dos campos de fútbol y un área de descanso. Si también tenemos que encontrar algunos de los hitos -menhires- que lo componen, este, puede ser un trabajo incierto, y de seguro de resultados complejos.  
¿¿ Y entonces existe o no el segundo Crómlech??
La primera observación con que dispongo es que Don Julián López García se queja en 1917 de que los trabajadores que están realizando la carretera de subida al monte, están destruyendo un Crómlech de grandes dimensiones por lo que es de suponer que hacían uso de las piedras de la zona siendo trituradas para hacer firme.   
La segunda es que tiene grandes dimensiones, y que su círculo está compuesto por numerosos hitos, unos 85, de cierto tamaño y discreto porte.
La tercera, es que está en Chans, zona de pequeña pendiente, casi llana y que hace honor a su nombre (Chans-Plano), de enorme tamaño, y por tanto permitiría una estructura de casi una hectárea (105x95 metros) La cuarta es una cita en la que me nombran la estructura, si bien no se posicionan: Círculo lítico de Santa Tecla (Monte de Santa Tecla): Citado por Filgueira Valverde y García Alén en el Inventario de monumentos de la provincia de Pontevedra en el año 1977. “Al estar fuera de un contexto arqueológico no permite ser atribuido a la etapa megalítica”.

PLANO SUPUESTO EN DONDE PENSAMOS QUE PUEDE ESTAR EL CRÓMLECH.
 
Tras estas consideraciones, y teniendo en cuenta el tiempo que ha pasado. La construcción de la carretera que seccionó el área de Chans en dos partes al menos. Las numerosas talas que hubo en la zona por la introducción del eucalipto, el uso de tractores para desbrozar etc. Nos hacen suponer que ningún hito este situado en posición vertical. Pero es de pensar que aún tirado, mantendrá cierta posición con un supuesto círculo, y que serán rocas o piedras que estén descontextuadas y no tendrán misma composición con las existentes. Serán elementos sueltos ajenos a los del entorno que llamen la atención por estar aislados, ¡¡ que han sido traídos de otros lugares!!
Tras esas deliberaciones, he llegado a ver rocas de cierto porte, detrás de la caseta de cobro, que tienen alguna orientación, que están sueltas, que carecen de intervención de cantero ni aristas angulosas de cantería. En resumen… Elementos ajenos al entorno.  
También quiero aclarar, que hay numerosas piedras -no digo hitos para no inducir al lector- dispersas por la zona de semejante tamaño y parecido peso -200 a 300 kilogramos- que llaman la atención por no encontrarse en el lugar grandes rocas que pudieran originar su pertenencia.
Esto es lo que hay, y puedo aportar de lo que se debatió durante un siglo sobre el megalitismo en el Monte de Santa Tecla. Aclarando que es tal el peso de la civilización posterior –Castexos- que cualquier manifestación anterior se vería oscurecida hasta casi su desaparición por semejante cultura.
 
Escrito: Miguel Reboredo Otero  
Guarda de Patrimonio en Santa Tecla.
 
BIBLIOGRAFÍA:
IGNACIO CALVO Y SÁNCHEZ (1914 - Exploraciones arqueológicas)
JULÍAN LÓPEZ GARCÍA (1927- ("La Citania de Santa Tecla o una ciudad prehistórica desenterrada. Apuntes arqueológicos”)
IGNACIO IGLESIAS TRIGO -- (Libro de las Fiestas del Monte 1962)
JUÁN JOSÉ GARCÉS (1964 en ABC—21/11/64)
FILGUEIRA VALVERDE Y GARCÍA ALÉN --Inventario de monumentos de la provincia de Pontevedra en el año 1977.
JOAQUÍN MIGUEL VILLA ÁLVAREZ –La Sociedad Pro-Monte Santa Tecla- (3ª Parte: 1939-79)
Regreso al contenido