Ayuntamiento Constitucional de A Guarda (continuación M) - galiciasuroeste

Title
Vaya al Contenido

Ayuntamiento Constitucional de A Guarda (continuación M)

ARQUIVO
JUNQUERA DEL MIÑO.- El Ayuntamiento comisiona a José Manuel Lomba 1er. Tte. Alcalde para franquear la zanja que existe desde tiempo inmemorial en dichas Junqueras como límite divisionario del terreno de la parroquia de Salcidos y contener los desmanes que con tal motivo ocasiona la invasión de los vecinos de San Miguel de Tabagón en el territorio de Salcidos, pudiendo dar lugar á temer incidentes desagradables que el Municipio desea evitar.
 
 
Que el TORROEIRO se considere desde hoy acotado hasta nueva disposición.
 
 
Oficio de la Alcaldía y Ayuntamiento del Rosal de fecha 20 de mayo de 1860, al Sr. Alcalde de la Guardia.
 
 
Habiéndoseme presentado varios vecinos del Barrio de Pías, Parroquia de San Miguel en este Distrito, quejándose de que por el segundo Alcalde de ése Ayuntamiento D. José María Lomba, había sido arrestado en la Junquera nombrada Torroeyro, sito en la Parroquia de Salcidos D. José Manuel Pintano, Regidor de este Municipio, donde se halla con Carro y Bueyes, y que dicho Sr. Alcalde se halla al frente demás de 200 personas de la indicada parroquia de Salcidos, abriendo una Zanja, que divide en dos porciones aquellos terrenos, me apersoné en el sitio referido para informarme de lo que hallí estaba pasando y al propio tiempo conferenciar con el mismo, y ponernos de acuerdo afin de evitar conflictos entre los vecinos de ambos Distritos.
 
 
Vista la gran zanja que con más de 200 personas estaba haciendo en límites de parroquias a mi parecer y dentro de ella se hallaba D. José Manuel Pintano, con quien me apersoné, el que me hizo relación de lo que había hallí obcurrido, y que al hallarse él y su Criada esquilmando como lo tiene de costumbre y todos los vecinos del Distrito, en compañía de varios de Salcidos que juntos hacían el mismo oficio, le fue dado por el Alcalde  expresado, la voz de arresto y detenido el Carro y Bueyes en aquel punto, quedando de orden del mismo incomunicado.
 
 
Este hecho llamó altamente mi atención, así como la abertura de la Zanja que estaba ejercitando y he dispuesto fuese un Alguacil á prevenirle que tenía que hablarle, si tenía por conveniente acercarse, respondiéndome que tanto había donde el se hallaba como donde yo estaba, esta contestación tan poco común en boca de las personas que tienen la representación de Autoridad; ya me puso en conmoción, y resolví dirigirme al punto donde se hallaba; después que le he saludado con urbanidad he solicitado conferenciar en particular, que tampoco quiso acceder, exigiéndome hablase á público; visto este modo de proceder me abstuve de hacer ninguna advertencia; como era  mi ánimo, ponermos ambos de acuerdo, y obrar de la manera conveniente y á menos perjuicio de los de ellos que a los de uno y otro Distrito les corresponde, preguntándole por consiguiente la Autorización que tenía para hacer aquella obra, sin acuerdo de ambas municipalidades, y el motivo del arresto de un domiciliario, me contestó que el motivo lo preguntase al Carro y que la obra que estaba ejercitando era en nombre y representación de la Parroquia de Salcidos,
 
 
y que sí el Alcalde del Rosal quería algo que le hablase en su Distrito, dando la vuelta y de espaldas da la voz de “muchachos, adelante a trabajar”, este desprecio y manera de contestar y accionar de un segundo Alcalde, cuando conocía muy bien al Presidente de la Municipalidad de un Distrito que le hablaba en un acto público en el que se trataba de dilucidar intereses del común; Esa falta de atención y hasta de consideracción con el que con respeto habla, y pregunta.
 
 
Es mi deber dirigirme a V. para que se sirva manifestarme el objeto de la obra que efectua el Sr. Alcalde en los Terrenos de Areal y Torreyro, y sí se hallaba en forma autorizado por esa Municipalidad para ello, y lo mismo que razón hay para el arresto de los vecinos del Rosal que se cojan á esquilmar en ellos, cuando de tiempo inmemorial tienen costumbre de hacerlo, y hasta un derecho incuestionable, como los vecinos de ese Distrito lo están en hacerlo, cuando les conviene, en nuestros montes, pues que hasta la fecha y desde que se separaron los del Rosal, formando Distrito, no hubo entre este y el de su Municipio ningún acuerdo que ponga interrucción a los derechos y costumbre que antes, y hoy tienen de disputar en comunidad los pastos baldíos y más comunes de ambos Distritos, esta novedad espero de V. se sirva comunicarme las razones que la motivan; por el conductor de este oficio.
 
 
Rosal 20 de Mayo de 1860. Fdo. El Alcalde, José Victoriano Martínez.    
 

 
Escudo  actual do Concello do Rosal. Os títulos de Fiel y Muy Leal, foron concedidos por Carlos I e Felipe III. Figura a Virxe do Pilar, a Cruz de Santiago, un rosal e unha ponte, o que segun o escritor Angel Luís Troncoso Alonso e o ponte  Tamuxe.
Regreso al contenido