06/06/14

     

    

Anne Chantal en el Camiño Portugués da Costa

   

Una historia más allá del dolor humano: Anne Chantal reta a la adversidad

 

            Anne Chantal, peregrina del Camiño Portugués da Costa, y de alguna manera embajadora de esta ruta a Santiago que promueve desde la asociación que preside en Alemania, volvió a A Guarda, donde fue recibida por el alcalde, José Manuel Domínguez Freitas, el pasado miércoles, alojándose en el Albergue de Peregrinos, y desde donde inició y por segundo año, el Camino. Y lo hace acompañada de Michael Ralf, que como ella se desplaza en silla de ruedas, y un sobrino de Ralf, Aarón John, de 21 años. Con ellos, otro valedor del Camiño, que les presta apoyo logístico, Luis Martínez (Luis do Freixo), “papá Luis”, como le llama cariñosamente esta peregrina.

            Ella, vietnamita de 39 años, pero residiendo en Alemania, sufre una enfermedad degenerativa y es consciente de que el futuro que le espera no es muy “atractivo” y observa su deterioro cada año; sin embargo no se rinde, se confiesa luchadora y canta a la vida porque, dice convencida, “los problemas no son importantes; lo importante es el corazón, lo que sientes dentro de ti” y añade “quiero que la gente conozca la alegría de vivir, porque la vida es digna de ser vivida, y hay que disfrutarla en cualquier situación o circunstancia; cada día hay que reafirmarse y enfrentarse a los retos”, y lo dice quien tiene experiencia en el sufrimiento, porque a sus problemas de visión y de movilidad, entre otros, se le han añadido tumores en sus manos por los que ya fue operada. En francés y “chapurreando” español, envía un mensaje de optimismo a quienes como ella, tienen, aunque sea duro decirlo, “los días contados”; volveré a este Camiño mientras pueda. Desde la asociación que preside, Verein der Rollstualfahrer Und Gehbehinderten, lucha por animar a quienes se desplazan en sillas de ruedas, para que tengan la fuerza necesaria para vencer las dificultades físicas y espirituales “porque podemos. Quiero que los minusválidos tengan una vida independiente”.

Anne practica la medicina tradicional china, empezó siendo budista y hoy es una devota de Santa Rita de Cassia, precisamente el nombre del ferry que permite a los peregrinos que vienen de Portugal cruzar el río Miño entre Caminha y A Guarda. Dice que su madre es budista “y yo también era budista, pero hace once anos supe de la Virgen de Lisieux”, y hubo una transformación en su vida. A punto de perder la visión y desahuciada por los médicos, pidió encontrar ese punto donde aplicar las agujas que se emplean en acupuntura, ella misma se trató, y tras localizarlo, en febrero de 2013, conservó la visión, y ese “milagro” la llevó al Camino. “Non soy católica; soy creyente: creo en la Virgen, en Dios” y se lanza cuesta abajo manejando con destreza su silla, zig-zagueando divertida, y no quiere que la ayuden mientras pueda valerse por sí misma. Sonríe abiertamente y respira un optimismo contagioso.

            Él, Michael Ralf, de 49 años y especialista en sistemas analíticos, “quedó anclado” a una silla de ruedas tras un accidente, y como Anne, disfruta en los descensos. Lleva un sistema que lo ata por sus piernas y por el pecho a la silla, ya que perdió toda masa muscular. A veces muestra las posibilidades de la silla que se eleva y lo deja casi en posición vertical. Tanto Michael como Aaron es la primera vez que ven el mar. Aaron, tiene 21 años. Amable, pendiente de sus dos compañeros, sonríe abiertamente. “Uhaaaa!!!”, exclamó cuando vio el mar al que no dejó de fotografiar. Ralf, entorna los ojos, hilvana imágenes y se imagina abandonando su silla y corriendo para meterse en el agua.

            Viven cerca de Frankfurt, tan “cerca” que han necesitado distintos medios de transporte para desplazarse 200 km hasta el aeropuerto y coger un avión que los llevó a Oporto, donde los recogió Luis “do Freixo”. Con ellos tendría que venir Uwe Johann, secretario de la asociación que preside Anne Chantal, pero perdió el avión. Hoy debería de encontrarse con ellos tras gestionar otro vuelo.

Las palabras de Anne Chantal

“Debido a un defecto genético voy perdiendo visión cada vez más a lo largo de los años. En diciembre del 2011 todo se ennegreció a mí alrededor. El 29 de diciembre de 2012, dijeron los médicos de una de las mejores Clínicas Oftalmológicas de Alemania: lo sentimos mucho pero usted debe aceptar su situación, continuará perdiendo visión y llegará a estar más desorientada. De vuelta a casa, ofrecí una novena a la Virgen Maria y a Santa Rita de Casia para que me devolvieran la visión. Me acordé de unos puntos concretos de acupuntura en los pies. Yo misma me traté. Mis padres son budistas. Ante la urgencia, imploré a Santa Maria y ella me escuchó. Después de esto, yo pude ver algo, y me preparé para hacer el Camino de Santiago. Después conocí por internet a Ales, de la Mesa de Piedra, y me habló de la Fuente de los Ciegos y me prometió llevarme a ella. Y también fui allí. En junio de 2013, hice por primera vez el Camiño Portugués da Costa desde Porto hasta Santiago, gracias a Luis Freixo y su mujer, a los que yo llamo cariñosamente Papa Luis y Mama Cristina he podido realizar el Camino sin sufrir incidente alguno. Yo soy presidenta de una Asociación Alemana de personas con discapacidad. Nosotros intentamos ayudar a nuestros miembros. Yo quiero demostrarles a ellos y a todos, que la vida no se acaba cuando se sienta uno en una silla de ruedas. Que nosotros no estamos limitados por una silla de ruedas, al contrario somos libres gracias a las sillas de ruedas. Con un poco de ayuda, nosotros las personas con una discapacidad, alcanzamos todo!!! El año pasado he comprobado la Accesibilidad en todos los Albergues a lo largo del Camino. De vuelta en Alemania he dirigido un escrito a la Xunta de Galicia. En este segundo Camino quiero comprobar si algo ha cambiado y si los albergues estatales se han vuelto algo más accesibles para las sillas de ruedas”.

 

Otra forma de ver el reportaje: pulsar en la imagen

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Reportaxe anterior

 

Semana Cultural Colexio S. Xosé Carmelitas

 

Outras reportaxes

 

Índice reportaxes 2013

 

 

 

Se desexa incluír unha reportaxe comercial en galiciasuroeste infórmese sen compromiso enviando un correo a:

galiciasuroeste(arroba)gmail (punto)com