g@lici@-suroeste edición electrónica    

Camino de Santiago del Norte

www.galiciasuroeste.info
Principal    Irún    Irún-S.Sebastián    S.Sebastián-Deba     Deba-Cenarruza   Cenarruza-Lezama     Lezama-Sestao    Sestao-Castro Urdiales

Castro Urdiales-Colindres    Colindres-Güemes    Güemes-Santander    Santander-Queveda   Queveda-San Vicente 

San Vicente de la Barquera-Llanes     Llanes-San Esteban    S. Esteban-Sebrayo    Sebrayo-Sariego    Sariego-Oviedo

Oviedo-S. Juan de Villapañada    S. Juan-Tineo   Tineo-Peñaseita   Peñaseita-Grandas de Salime   Grandas-Padrón  

Padrón Cádavo Baleira     Cádavo Baleira-Lugo    Lugo-Friol   Friol-Sobrado   Sobrado-Pedrouzo     Pedrouzo-Santiago    Comentario

horizontal rule

Tineo - Peñaseita

28,5 km

20 septiembre 2004

El Camino, hoy, nos llevará de nuevo a salvar lodazales. En uno de ellos, me ayudo de una alambrada de espinos que rodean una finca, con tan mala suerte que, en el último salto, me clavé uno de los espinos en un dedo de la mano y me levantó la carne. Con la ayuda de un pañuelo detuve la hemorragia y me apresuro al encuentro de Josep y Roser que me hacen una primera cura. El Centro de Salud está a unas cuatro horas y media.
.

.,

.

 

Si tuviese que definir las vacas diría que son animales curiosos y tristes, como estas que observan el paso del peregrino entre Borres y La Mortera

 
.

.

.

Entre los cientos de perros que encontramos en el Camino de Santiago, este es, sin duda, uno de los que más me ha llamado la atención. Está en Samblismo

 
.

.

Hoy es un día de curiosidades. Entre otras mientras subo al alto de Lavadoira, sorprendo a esta araña que, paciente, espera que alguna presa caiga en su tela.

 
.

.

Y también, camino de Porciles, observo esta no menos curiosa construcción que da cobijo a poco más de media docena de ovejas

 
.

.

.,

Andreas se detiene en el Camino para comer algo de fruta.

 

 
 

Y antes de llegar a Porciles se cruza un romántico puente que salva un riachuelo que apenas lleva agua, pero que, en época de lluvias, debe aumentar bastante más su caudal.

 

Ya en Porciles visito una tienda-bar en la que se vende de todo (como aquellas tiendas nuestras en las que lo mismo se compraba un optalidón que se adquirían unas zapatillas o se tomaba un café...) y que figura en la guía "El País Aguilar", que creo que es la guía que más utilizan los peregrinos. Es la tienda de Boto que hoy está acompañado de Maximino. Boto es un hombre de conversación, también lo es 

Maximino. Y durante un buen rato hablamos del Camino, de las gentes y de los paisajes.

.

.

Pola de Allande. Me acerco al Centro de Salud donde me ponen una inyección ganmaglobulina y una segunda contra el tétanos, que tendré que repetir dentro de un mes y al año.

La enfermera que me atiende habla de dar unos puntos, pero consultará a la médica. Y yo imploro "si pueden evitarse los puntos..." y pongo cara de víctima. Deciden que no me darán puntos. Tras las curas abandono Pola "¡Uff!"

 
.

Compartiendo lugar con el mojón que señala el Camino hacia Pola de Allande, hay una sencilla cruz, tan sencilla que no son más que dos listones cruzados en los que el tiempo se va colando entre grietas.

 

 
.

.

Ayuntamiento de Pola de Allande.

Por el camino observo el vuelo, casi a ras del suelo, de un ratonero que se posa a penas a veinte metros. Antes, como ya sucediera hace un par de días, disfruto con los equilibrios de una ardilla que asciende por las ramas de un árbol.

 

Peñaseita, a parte de un bar, no tiene nada más, Así que la tarde la pasaremos (Josep, Roser, Andreas y yo) entre el albergue, a orillas del río Nisón, enredados en los cometidos habituales tras una etapa cualquiera, y una visita a Casa Viñas, que es el bar donde sellamos la credencial.

Más tarde llegará Felipe, de Cartagena, que es la primera vez que hace el Camino, que comenzó hoy mismo.

 

Hoy Roser nos preparó otra sabrosa cena de setas y arroz. Como en la cocina no hay vajilla, la pedimos prestada en el bar.

Mañana nos aguarda, quizás, una de las etapas más duras del Camino de Santiago del Norte. El trayecto es complicado y a las siete todavía noche, y decidimos demorar la salida en media hora: a las 8.00h.