g@lici@-suroeste edición electrónica    

Camino de Santiago del Norte

www.galiciasuroeste.info
Principal    Irún    Irún-S.Sebastián    S.Sebastián-Deba     Deba-Cenarruza   Cenarruza-Lezama     Lezama-Sestao    Sestao-Castro Urdiales

Castro Urdiales-Colindres    Colindres-Güemes    Güemes-Santander    Santander-Queveda   Queveda-San Vicente 

San Vicente de la Barquera-Llanes     Llanes-San Esteban    S. Esteban-Sebrayo    Sebrayo-Sariego    Sariego-Oviedo

Oviedo-S. Juan de Villapañada    S. Juan-Tineo   Tineo-Peñaseita   Peñaseita-Grandas de Salime   Grandas-Padrón  

Padrón Cádavo Baleira     Cádavo Baleira-Lugo    Lugo-Friol   Friol-Sobrado   Sobrado-Pedrouzo     Pedrouzo-Santiago    Comentario

horizontal rule

Pedrouzo - Santiago

20,1 km

28 septiembre 2004

Hoy finalizaremos el Camino. A las siete partimos Kike, Carmen, Juan Carlos y Yo. David y Paula, deciden hacerlo algo más tarde. Josep y Roser, vuelven a madrugar, pero hoy más que cualquier otro día. ¡A las cuatro!: Josep, que cumple 50 años, quiere celebrarlos entrando en la Catedral coincidiendo con su hora de nacimiento. La luna llena nos acompaña un buen rato.

 
.

.

Bordón de una peregrina brasileira con lo que queda de la calabaza.

 
.

.

.

La cercanía de Santiago es cada vez más evidente

 

.

.

.

Tras pasar Labacolla, en un lateral del Camino, descubro este recuerdo del 11-M, acaso en memoria de algún Caminante...

 
.

.

Una mujer lava la ropa en el río Labacolla y me vienen a la memoria los antiguos peregrinos que hacían lo mismo, además de bañarse ellos, en este mismo río antes de entrar en Santiago.

 
.

.

 

La presencia del Camino se descubre ahora por doquier, hasta en una tapa de la red del alcantarillado

 

.

.-

.

.

(Sobran las palabras)

 

La llegada a Santiago fue especialmente emotiva. En la plaza del Obradoiro, frente a la catedral, terminaba un recorrido de 800km. Carmen se emocionó especialmente y no pudo contener las lágrimas. Otros, las tragaron disimuladamente. Todos nos abrazamos...

 

El encuentro final (que no quiso ser despedida) fue una comida en la que echamos de menos a quienes compartimos, durante más o menos tiempo, estos 28 días pero no pudimos llegar juntos.

El Camino es mudo testigo de las vivencias del itinerario: de las amistades que ninguno sabe si tendrán fecha de caducidad; de los sueños que nunca serán realidad; de los encuentros que fraguaron la unión de un grupo; de la tristeza de las despedidas... y de ese otro Camino que tiene su principio en el mismo Camino de Santiago del Norte.

Septiembre de 2004